Desde el vagón 10

 

Dejarse mecer por el tren
es como acostarse a dormir con la luna,
como tomarse un café con la esperanza,
como conversar con la ilusión.

Es como debatir con el futuro
y reencontrarse con el pasado,
más viejo, quizá más cansado.

Es como besar a la aventura,
es como jugar con las estrellas,
es como dejarse amar por el mar.
Dejarse mecer por el tren
es abandonarse en uno mismo, es dejarse…

Dejarse hilar en los adentros,
dejar que se pierda el corazón,
para que regrese vestido de melancolía
o para que no regrese, jamás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s