Discordia

No me pidás un porqué, que ni yo misma me entiendo. Solo sé que hoy no quiero. No quiero pensar en el mañana, ni en este momento, tampoco en lo que ya se fue, porque se me desgarran las entrañas y ese ser independiente que vive en mí, porque siempre hace lo que se le venga en gana, se me quiere salir del pecho presuntuoso y todo estropeado para reclamarme ya viéndome a la cara. Y yo, que me intimido cada vez que se mueve, que salta, que llora, siempre termino haciendo justo lo que el quiere. Creo que toda mi vida he librado esta batalla, una tras otra vez. ¡Ah! ¿Cómo no estar cansada y arruinada? Y todavía vos, te atrevés a preguntarme ¿por qué?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s